Otros

En la Gran Vía madrileña hay espacio para todo tipo de comercios; muchos de ellos llevan en esta avenida prácticamente desde sus inicios y han llegado a convertirse en elementos indispensables de la centenaria calle.

Curiosos y entrañables, estos establecimientos ofrecen múltiples servicios y, a pesar de que algunos llevan muchos años abiertos, han sabido adaptarse a los tiempos que corren. Doña Manolita, por ejemplo, lleva repartiendo suerte desde 1931 y se ha convertido en una de las administraciones de lotería que más premios ha repartido de toda España, por lo que visitantes de todo el país se acercan expresamente hasta esta tienda a probar fortuna.

La Casa del Libro, por su parte, abrió sus puertas en 1923 convirtiéndose en una de las librerías con el catálogo más completo del que aún hoy presume, mientras que Así, dedicada a la venta de casa de muñecas y juguetes exclusivos, lleva desde 1942 satisfaciendo los caprichos más exquisitos. Otro claro ejemplo es el de Tapicerías Peña y Julián López, que se instalaron en 1927 y 1953, respectivamente, y desde entonces han sido dos referentes en moda para el hogar y telas de alta calidad.

Pero además, ópticas, farmacias, bisuterías, tiendas de regalos e incluso algún establecimiento de comida para llevar, completan la variada oferta comercial de la calle.

Ir al Listado de establecimientos

< Volver