Del Edificio Metrópolis a la Red de San Luis

La primera piedra de la Gran Vía se colocó muy cerca de la iglesia de San José. Desde aquí asciende paulatinamente y traza una curva leve hasta la Red de San Luís. Este tramo de la calle aloja algunas de las tiendas más selectas de la ciudad: las joyerías, relojerías, camiserías y marcas de corte clásico que han convertido la Gran Vía en un área comercial de lujo. Aldao, Grassy, Loewe, Samaral o Sanz son sólo algunas de las casas asociadas a la historia de la avenida.

A esta altura, los edificios historicista dan cierto sabor francés a la Gran Vía. Elegantes bloques de viviendas con mansardas, decoración modernista, neobarroca o ecléctica convierten esta parte de la calle en una zona muy elegante y sofisticada. El Edificio Metrópolis, el edificio Grassy y la falsa fachada del Oratorio de Caballero de Gracia son tres soluciones brillantes que se adaptan perfectamente al trazado de la calle.

Enseguida encontramos el Museo Chicote, una coctelería por la que han pasado grandes personalidades de la sociedad, la política y la cultura. Y antes de llegar a la Red de San Luís, la tienda de Custo Barcelona nos anuncia un tipo de avenida distinto.

Plus Ver plano interactivo